Seguramente cuando viajas en carretera o incluso cuando andas por la ciudad de trayecto a tu trabajo, escuela o casa, te has dado cuenta de que la ciudad está llena de señalamientos, estos pueden ser horizontales, verticales, rayas, símbolos, de colores, letreros grandes o pequeños, entre muchos más. Es muy importante que te los aprendas todos o que por lo menos los conozcas e identifiques.

A continuación, te explicamos cuales son.

Horizontales, están conformados por rayas, palabras, símbolos u objetos que son colocados o adheridos en el pavimento.

Verticales, son instaladas en postes, normalmente son placas. Se clasifican en tres tipos:

  1. Señales preventivas. Son de color amarillo, previenen a los conductores de la existencia de algún peligro en el camino.
  2. Señales restrictivas. Son de color blanco con rojo, indican existencia de limitaciones físicas o prohibiciones reglamentarias que regulan el tránsito.
  3. Señales informativas. Son señales con leyendas o símbolos que se encargan de guiar al conductor en el camino, en estas se ponen ubicaciones, lugares de interés y kilometraje. Se clasifican en Informativas de identificación, de destino, de recomendación e información general y de servicios y turísticas.

Conocer las señalizaciones es de gran utilidad al momento de transitar por alguna vía pública, sobre todo porque nos hace tener un poco más de conciencia en nosotros mismos y en las personas que transitan por el mismo lugar. Si ves estos señalamientos, no los destruyas, ya que son muy importantes para salvaguardar la seguridad del tránsito en calles y carreteras.